Panel 2. Las Industrias Culturales en la Era Global - Relatoria 1

Renata Rocha

La investigadora de la Universidad Federal de Bahía, Brasil, inició su presentación aleccionando sobre la necesidad de un análisis de la política audiovisual, y para ello realizó una comparación entre Brasil y México en este aspecto.

 

El ex presidente Lula, dijo, impulsó la política audiovisual, ya que el 85% de lo que entraba a Brasil provenía de EUA. Los anteriores presidentes de Brasil, Gilberto Gil y Juca Ferreira (2003 y 2010), también tuvieron un papel activo en el Estado, pues concibieron a la cultura como un concepto más amplio y reconocieron la transversalidad de las políticas culturales. Al área audiovisual se le da una visión estratégica, por ello hubo tres movimientos esenciales en Brasil que contribuyeron a su difusión.

 

En agosto de 2004, surge el Proyecto de la Agencia Nacional de Cine y Audiovisual, para ello se solicitó consulta pública por internet. La propuesta era combatir la monopolización, articular las políticas públicas para ese sector, incrementando la política audiovisual, sin embargo fue criticado por prensa y cineastas, aunque apoyado por intelectuales y asociaciones audiovisuales. Las críticas siguieron, hasta que en enero de 2005 se quitó de discusión, creando la Ley General de Comunicación, que aún no ha llegado al conocimiento público.

 

En 2006, el Ministerio de Cultura, junto con el de Educación, movilizaron a la sociedad para la creación de la televisora de Brasil TV Brasil (siendo la única televisora brasileña), sin embargo ha sido criticada como una creación de Lula. Cinco meses después se creó la empresa Comunica Brasil, y se ubicó en la Secretaría de Comunicación de la Presidencia, sin embargo ésta televisora tiene una perspectiva más política que cultural.

 

Ha habido proyectos sobre su innovación, comentó, pero no se ha logrado una propuesta concreta, además no cuenta con mucho apoyo de televidentes. La Secretaría Audiovisual lanzó convocatorias para producción de videos e investigación audiovisual. Se creó el programa DOCTv, y convocó a 27 entidades federativas brasileñas para la creación de documentales, generando contenido diverso sobre su cultura. En su segunda edición creó también talleres e incentivó su difusión. En sus 4 temporadas, se han generado más de 3’000.000 horas de televisión.

 

Ha trabajado en 15 países latinoamericanos, produciendo 42 documentales, exhibiéndose en 18 canales, en México se transmite en el Canal 22 a las 18:00 horas. Existe un flujo desigual de fuerzas, pues industrias culturales en Brasil, ven a EUA como amenaza. Finalizó su intervención alertando sobre la necesidad de una innovación y articulación de Políticas de Estado, no tan sólo de Gobierno.